Mi Opinión de Kings of War.

He sido jugador de Warhammer Fantasy desde 5ª edición, coleccionando figuras llevo más tiempo, y como creo que a todos nos pasó nos quedamos un poco huérfanos con el abandono del juego por parte de Games Workshop y la aparición de Age of Sigmar. Daré mi opinión de este juego en otro articulo.
Como jugador he llevado Orcos y Goblins, Mercenarios y Elfos Silvanos y aunque no he sido un jugador demasiado competitivo me lo he pasado muy bien en torneos, pachangas y quedadas de fantasy. Hasta que llegó el fin de los tiempos y casi toda mi comunidad de jugadores, desilusionados, cogimos nuestros queridos ejércitos los metimos en sus maletines los guardamos, los olvidamos y empezamos a descubrir otros juegos como Arena Death Macth, Xwing, Bolt Action, Blood Bowl y Kings Of War.
La verdad es que conocía la marca Mantic desde que apareció, algunas de sus miniaturas me llamaban la atención, como la Apisonadora Goblin, los jinetes Sacopulgas, los zombies y esqueletos, pero otras miniaturas no me llenaban tanto el ojo, el precio también era muy tentador, comparado con las continuas subidas de GW (algunos precios dan risa).
Sin embargo no conocía el sistema de juego, hasta que Sassi me consiguió el libro de tapa dura de la segunda edición, recomendandomelo encarecidamente.
La primera impresión del libro fue normal, un libro de tapa dura, cosido, con una maquetación decente, al igual que las ilustraciones; poco que ver con el megareglamento de chorromil paginas de GW de 8 edición.
Lo único que me llamó la atención fue ver que se incluían las reglas de todos los ejércitos disponibles con lo que con ese libro podías jugar y no necesitabas los libros de ejércitos, como pasaba en fantasy, con sus desfases, de todos es sabido que ejercito que salía último era el que barría en ese momento. Sin embargo dejé el libro en la estantería como uno más de mi amplia colección.
Fue en el Mancha Comic, evento anual que se celebra en Ciudad Real y que abarca todo nuestro mundillo friki, dónde me entró el gusanillo por probar el Kings of War, yo estaba participando en una demostración de Blood Bowl y mientras mi equipo de ratas, los Sobacos, estaban dándolo todo en el campo de juego, se estaba celebrando el torneo de KoW en mesas adyacentes. Ssasi, también participaba con sus enanos siempre odiados por mi. El ver todas esas mesas llenas de escenografía y ejércitos pintados desplegados me hizo recordar mi ejercito a medio pintar de Orcos y Goblins que estaban aburridos de esperar en la vitrina una batalla que nunca llegaba.
Pues bien al llegar a casa empecé a mirar con otros ojos este wargame, comencé a leer reglas y ver perfiles de los ejércitos, empecé incluso a hacer una lista de ejercito con lo que tenía pintado. (En este juego Orcos y Goblins van en listas separadas, cosa que un principio no me gustó demasiado, puesto que en fantasy un ejercito de Goblins solo, era inviable con la victoria como no fuera metiendo miles de fanáticos y que la suerte les acompañara). Sin embargo en KoW los goblins son competitivos. Todos los ejércitos parecen equilibrados y todos tienen mas o menos las mismas unidades, monstruos, infantería monstruosa, maquinas de guerra, caballería (incluso los enanos).
Recuerdo una viñeta cómica sobre Warhammer en qué un muchacho le decía a otro que se iba a jugar al Warhammer, contrariado el chico le preguntaba que era eso de Warhammer y le contestaba que era el juego entre los juegos, que se desplegaban los ejércitos y después se pasaba unas 3 horas discutiendo y mirando reglas. No deja de ser un chiste pero en el fondo era así. Sin embargo en KoW las reglas son bastante menos, lo que lo hace más rápido y las reglas están claras y solo hay una manera de interpretarlas.
Estoy de acuerdo en eso de que el juego no tiene la culpa sino los jugadores, pero Warhammer dejaba un amplio espacio en todas las ediciones para que el culoduro de turno diera rienda suelta a su malvada imaginación. De ahí salían Príncipes demonios intocables que acaban con el ejercito contrario sin recibir una herida o un vampiro que sumaba 2500 ataques, o hacer una gun line de enanos al borde de la mesa y esperar a que los pocos efectivos del contrario llegaran para terminar la masacre. Todos sabéis de que hablo, listas autoplay etc.
En KoW no hay héroes que destrocen por si solos y los disparos son de apoyo, además el hecho de que se juegue a objetivos hace que las listas sean mas o menos equilibradas. Por lo que prevalece la táctica y estrategia.
La magia en warhammer era también una pasada un simple hechizo acababa con la mejor y más numerosa de tus unidades sin que el mago a penas se despeinase.
En KoW la magia no es tan poderosa, no deja de ser un mero a apoyo.
En fin; KoW me parece un sistema de juego que puede llenar el vacío de Fantasy muy correctamente, partidas ágiles y divertidas y miniaturas bastantes mas baratas y con la creatividad de poder usar pequeños dioramas al no tener que quitar las miniaturas una a una.
También es cierto que en Warhammer sucedían más cosas “divertidas” animosidad, magos reventando sus propias unidades, unidades realmente estúpidas, cañones rompiéndose, gigantes que se caían y muchas cosas más que no están en KoW.
El caso es que con KoW estoy volviendo a jugar a un wargame de fantasía y terminando de pintar mi ejercito, y la verdad que ya no me interesa saber si fantasy vuelve o no.
SKORNA

Anuncios

DEMONIO DE LA IRA

 

Me inicio en  Arena Deathmatch con una banda de demonios.

Aqui os dejo el trasfondo y la historia de uno de sus miembros.

La respiración agitada, cada segundo más intensa, la sangre se acelera por cada vía de su sistema nervioso. Tiene las extremidades adormecidas y entumecidas del cansancio, llenas de heridas y moretones por la refriega. Contempla su cuerpo y ropajes empapados en sudor y sangre de los que ha matado. Los músculos congestionados por el esfuerzo han aumentado su tamaño, nota como la ira y el deseo de venganza fluye por todo su cuerpo. El calor sofocante se vuelve por momentos menos molesto, incluso le parece placentero. El yelmo le aprieta el cráneo, debe quitárselo, pero al hacerlo el sol deslumbra sus ojos haciéndole volver al pasado.

Es primavera en Cirlea, el día no tiene nubes, se oyen pájaros cantar y Virio se encuentra sentado en paz al borde de su cabaña de madera, que construyó con su padre cuando él era niño, observando a su mujer e hija. Las dos llevaban unos cortos vestidos de hilo fino que él consiguió en uno de sus viajes a la Isla de Hondas. Felices, juegan y ríen mientras recogen flores para adornar la alcoba del futuro miembro de la familia.

Pero, algo molesta a Virio, aprecia que la tierra comienza a temblar cuando divisa un grupo de jinetes cabalgando hacia ellos con una velocidad terrorífica, el relinchar de los caballos se escucha en la lejanía y los cascos golpeando contra el suelo avisan que cada vez están más cerca. Sin separar la mirada de ellos, El Cirleano guarece a su familia escoltándolas dentro de la protección del hogar.

-Rápido, -dice él con tono cauteloso- Poneos detrás de mí. -continúa mientras saca su Gladius.

-¡Mama, tengo miedo! -dice la pequeña apretándose fuerte contra las piernas de su madre.

-¡Ssshhhh!, silencio cariño, -le susurra al oído agachándose a consolarla- no nos pasará nada, papá está…

 

Un primer jinete no más alto que Virio irrumpe en la casa de una patada fuerte y seca destrozando la cerradura. Muestra en la frente una cicatriz de alguna batalla ganada, barba pobre pelirroja. Lleva una armadura no muy pesada de color oscuro como la noche, una capa a juego muy ostentada que le colgaba de los hombros y a su diestra su arma. No puede ver de qué se trata, pero sí que está ataviada de joyas.

-Mirad que tierno… -dice con voz burlona- prendedle a él primero, haced lo que queráis con ellas.

Uno de los jinetes desenvaina la espada se abalanza sobre el hombre que tenía frente a él dibujando en la cara una sonrisa de victoria y perversión por el premio prometido.

-¡No! -grita Virio- mientras ensarta su arma en la caja torácica de su rival.

Antes de sacar el Gladius del cuerpo de su enemigo, un compañero de éste le propina un fuerte golpe en la mandíbula dejándole desorientado, entonces, dos más se le echan encima para darle una paliza dejándolo moribundo para presenciar en su propia casa como fuerzan y violan a su mujer e hija justo antes de ver como les atraviesan el abdomen.

El Cirleano intenta gritar pero tiene destrozado el estómago, el pecho hundido y la boca llena de sangre, quiere ponerse en pie pero el cuerpo no le responde. Solo puede ver entre lágrimas y sangre el símbolo de Casio en el guante del hombre que lo arrastra segundos antes de desmayarse.

Vuelve a la arena, donde la muchedumbre grita pidiendo más sangre, enardecen con el placer de la carnicería. Mujeres excitadas muestran sus senos a algún espectador borracho para poder ganar algo de dinero o algo de bebida fría. Aumentan los vítores y aplausos en nombre del Cirleano obligando al organizador y lanista de aquel circo, Casio, a ponerse en pie y dedicar unas palabras a la plebe.

Virio no escucha el discurso en su honor, su corazón late más rápido que nunca, la ira que siente le acelera la respiración y le nubla la vista. El pulso le empieza a temblar cuando escucha una voz casi familiar, cálida, cercana, que le arropa y le susurra:

-¿Quieres venganza hijo mío? -Le pregunta aquella voz de inframundo.

-¿Quién eres? -Contesta El gladiador.

-Tu guía, el que te ayudará a conseguir eso que ansías con todas tus fuerzas. Me has servido bien hoy Virio y serás recompensado por ello.

-Yo no he servido a nadie.

-Tranquilo hijo mío. -replica el desconocido calmando el corazón del guerrero- Deja que tus sentimientos fluyan, deja que la ira sea tu alma y ejecutarás tu venganza.

-¿Puedes ayudarme a alcanzar lo que anhelo? -pregunta asombrado- si me ayudas te serviré por toda la eternidad si es necesario.

-La ira está en ti Virio, usa ese poder y te llenare del placer de la sangre de los que te arrebataron lo que más querías.

-Así haré padre.

-Bien hecho hijo mío, bien hecho. -Repite una y otra vez la voz mientras desaparece de su cabeza.

 

El Cirleano nota que el pecho le arde, no sabe que ocurre, debe despojarse de su peto y al hacerlo contempla como la marca del tercer jinete del apocalipsis, Ira, le abrasa el pecho, marcándole como su siervo por toda la eternidad. El dolor no cesa pero se vuelve placentero. Ahora comprende quien es su padre, entiende que debe hacer para cumplir su misión, la Ira le ayudaría a alcanzar su venganza, debe dejarse llevar por su rabia, su odio, su sed de venganza.

-¡No necesito alabanzas lanista! -grita interrumpiendo a Casio- solo un arma para completar mi venganza, y ese día contemplarás muy de cerca como llegaré a ejecutarla.

Virio se inclina y recoge el hacha que portaba su último rival tendido a sus pies. En la pelea aquel bárbaro manejaba ese hacha con pesadez usando sus dos manos a pesar de su complexión pero a Virio le basta un brazo, como si alguien le acompañara y ayudara. Entonces se da cuenta, el tercer jinete del apocalipsis está con él, ha sido recompensado, lo sabe. Y con una sonrisa burlona acepta a su nuevo padre, su nuevo poder.

NOVEDADES DEAD ZONE y REPOSICIÓN DE MANTIC

Buenos días Señores de la Guerra y Forjadores de la Transformación !! 

Ayer en muchos distribuidores entraron las novedades de Septiembre para Deadzone: los Asterian, pronto los tendremos disponibles en nuestras tiendas habituales para poder comprarlos. 

Las miniaturas tienen un diseño futurista, sencillo pero agradecido para pintar. Los Forge Fathers saldrán el próximo mes, así que los interesados en este juego, por cierto muy recomendable y del que podéis tener acceso a la comunidad española desde el menú de nuestro blog, tendremos que esperar.

 

  Añadir que la reposición de Mantic con el catálogo completo de Kings of War, incluidos los elfos que arrasaron en las tiendas hace un més también ha llegado al fin y los podréis tener disponibles como opción alternativa o de relleno para las partidas de Warhammer, sin olvidar que tmb tienen su propio juego, que insistimos, se le debe dar una oportunidad.

 

 

No es la calidad que quizá tienen otras marcas pero la relación calidad precio es muy buena. Como coleccionista de miniaturas no descarto probablemente pillar alguna caja de cada para pintado 😉