Visita Casa Pepe Despeñaperros

A los que tenemos una afición (o muchas… a veces más de las que podemos o nos gustaría atender…) siempre nos llama la atención ciertas cosas de los lugares que vamos. En este caso me gustó ver los típicos soldados de plomo representando algunas unidades de la milicia histórica española, que aunque gusta verlos pero no desbordan detalle, sí lo hacen otros dioramas que encontré en este restaurante.

Casa Pepe, hubicada en Despeñaperros, en la A-4 a su paso de Ciudad Real a Jaén, gran paraje y parque natural nacional, es un restaurante famoso cuya temática se basa en la milicia española, uniformes, heráldica, detalles, curiosidades, un lugar digno de ver y en el que siempre podemos aprender otros puntos de vista sobre historia. La comida (sobre todo el jamón de bellota y los bocatas que hacen con él…) es bastante buena y para mi un lugar de parada casi siempre que paso al lado suya.

El lugar con muy buena atención y servicial, me pareció entrañable encontrar vitrinas en las que deleitarme con estos dioramas y soldados. Había más maquetas y dioramas de barcos, aviones… pero llego la comida del menú… y oh amigos… eso es lo primero 😉

Anuncios

BASE DECORADA USANDO CRAQUEANTE

Muy buenas comandantes, hoy voy a subir un método sencillo que me enseñó el compañero Ramón, prácticamente se basa en usar craqueante de pintura acrílica para dar una sensación de textura resquebrajada en la pintura. Su precio es muy económico y puede encontrarse en cualquier droguería o tienda de manualidades de barrio, En mi caso voy a usarlo para decorar de manera rápida la base de movimiento para una unidad de Corruptores del Apocalipsis de Avatars of War que estoy pintando.

Para realizarlo seguiremos dos pasos muy básicos, el primero pintar la peana con el fondo del color que queremos que se vea al hacer el efecto de resquebrajado, quedando de la siguiente manera:

DSC_0745

He pintado de distintos colores para que se vea más variada y mejor simulada la textura, pero se puede hacer a gustos, una vez acabado aplicaremos el craqueante en abundancia (suele ser de color transparente) y esperaremos que se seque un par de horas aproximadamente. Aparentemente no cambiará nada en la pintura.

Después pintamos con el color que queremos que se quede en la superficie, he elegido un azul casi negro para que haga contraste con el fondo al rajarse, hay que aplicarlo dando una capa ligeramente líquida para que cree una fina película sobre el craqueante y facilite su absorción, sin pasar más de una vez por el mismo sitio, Mientras se secaba he dado un pincel seco a la base e iluminando algunos detalles de la base:

DSC_0748

Al secarse creará un efecto tal y como se ve en la foto, sobre el que podemos poner los imanes que normalmente usemos para sujetar las figuras o las miniaturas directamente, pero en un par de horas y casi sin esfuerzo dejamos de tener una base gris por una base que muestra una buena decoración a la altura de nuestras miniaturas cuando sean retiradas.